Enfermedad por reflujo gastroesofágico

más sobre

Patologías relacionadas

Solicita cita

Puedes solicitar cita a pulsando en el siguiente botón

llamando al siguiente número de teléfono

o envíanos un mensaje mediante el siguiente formulario

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

La enfermedad por reflujo gastroesofágico se produce cuando el ácido del estómago asciende con frecuencia hacia el tubo que conecta la boca y el estómago (esófago). El reflujo ácido puede irritar las capas internas del esófago. Muchas personas tienen reflujo ácido periódicamente.

En la mayoría de los casos, se puede controlar el malestar que produce la enfermedad por reflujo gastroesofágico con cambios en el estilo de vida o medicamentos. Sin embargo, algunas personas que tienen esta enfermedad pueden necesitar medicamentos más fuertes o cirugía para aliviar los síntomas. 

¿Qué síntomas provoca?

Algunos de los signos y síntomas más comunes de la enfermedad por reflujo gastroesofágico son los siguientes:

  • Sensación de ardor en el pecho, que suele darse después de comer y que puede ser peor a la noche.
  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para tragar.
  • Regurgitación de alimentos o de líquidos agrios.
  • Sensación de tener un nudo en la garganta.

Si tienes reflujo gastroesofágico durante la noche, también podrías tener:

  • Tos crónica.
  • Problemas de asma por primera vez o asma que se agrava.
  • Trastornos del sueño.

Complicaciones

Con el tiempo, la inflamación crónica del esófago puede provocar complicaciones, entre ellas:

  • Estrechamiento del esófago (estenosis esofágica).Daño en la parte inferior del esófago por el ácido del estómago, produciendo tejido cicatricial. Esta cicatriz estrecha el camino que recorre los alimentos, lo que causa dificultad para tragar.
  • Una herida abierta en el esófago (úlcera esofágica).El ácido estomacal puede erosionar gravemente los tejidos en el esófago y causar la formación de una herida abierta. La úlcera esofágica puede sangrar, causar dolor y dificultar la deglución.
  • Cambios precancerosos en el esófago (esófago de Barrett).El daño del ácido puede causar cambios en el tejido que reviste la parte inferior del esófago. Estos cambios se asocian con un riesgo mayor de padecer cáncer de esófago.

¿Cómo se diagnostica?

El médico puede diagnosticar la enfermedad por reflujo gastroesofágico a partir de una exploración física y de los signos y los síntomas que tienes.

Para confirmar el diagnóstico de la enfermedad por reflujo gastroesofágico o para ver si hay complicaciones, el médico podría pedirte que te hagas alguna de las siguientes pruebas:

  • Tránsito esofagogastroduodenal.Se toman radiografías después de que bebas un líquido blanquecino que recubre y llena el interior del tracto digestivo. Permite que el médico vea el contorno del esófago, el estómago y la primera parte del intestino y poder determinar si se existe un estrechamiento del esófago, lo cual puede condicionar la deglución.
  • Endoscopia digestiva superior.El médico introduce un tubo delgado y flexible equipado con una luz y una cámara (endoscopio) por la garganta, para examinar el interior del esófago y del estómago, y detectar si hay inflamación. Los resultados de las pruebas suelen ser normales cuando hay reflujo, pero la endoscopia puede detectar si hay una inflamación en el esófago (esofagitis) o si hay otras complicaciones. También se puede realizar una endoscopia para tomar una muestra de tejido (biopsia) que luego se analizará para ver si hay complicaciones, como el síndrome de Barrett.
  • Manometría esofágica.Esta prueba mide las contracciones musculares rítmicas en el esófago cuando tragas. La manometría esofágica también mide la coordinación y la fuerza que ejercen los músculos del esófago.
  • PHmetría para medir la presencia de ácido (pH) en el esófago.Se coloca un dispositivo en el esófago para identificar cuándo y durante cuánto tiempo el ácido estomacal regurgita allí. El dispositivo se conecta a un pequeño ordenador que se coloca alrededor de la cintura o que se sujeta con una correa sobre el hombro. El dispositivo suele ser una sonda delgada y flexible que se introduce por la nariz y va hasta el esófago, o una pinza que se coloca en el esófago durante la endoscopia y que el organismo elimina con las heces después de unos dos días.

¿Qué opciones de tratamiento existen?

Es probable que el médico recomiende que primero intentes con modificaciones en el estilo de vida. Si no sientes alivio después de periodo de semanas o meses, tu médico puede recomendarte cirugía.

Si tienes ardor de estómago y reflujo ácido, el médico puede recomendarte:

  • Antiácidos que neutralizan el ácido estomacal.Los antiácidos pueden brindar un alivio rápido. El consumo excesivo de algunos antiácidos puede provocar efectos secundarios, como diarrea o a veces problemas renales.
  • Medicamentos para disminuir la producción de ácido.Estos medicamentos son conocidos como bloqueadores de receptores H2 (famotidina…).
  • Medicamentos que bloquean la producción de ácido y curan el esófago.Estos medicamentos, conocidos como inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, esomeprazol, lansoprazol…) son bloqueadores de ácido más fuertes que los bloqueadores de receptores H2 y le dan tiempo al tejido dañado del esófago para que se cure.
  • Medicamentos para fortalecer el esfínter esofágico inferior.El baclofeno puede aliviar la enfermedad por reflujo gastroesofágico debido a que disminuye la frecuencia de las relajaciones del esfínter esofágico inferior. Los efectos secundarios pueden incluir cansancio o náuseas.

Cirugía y otros procedimientos

La enfermedad por reflujo gastroesofágico generalmente puede ser controlada con medicamentos. Pero si los medicamentos no ayudan o si deseas evitar el uso de medicamentos a largo plazo, tu especialista te podría recomendar que te sometas a cirugía:

  • El cirujano envuelve la parte superior del estómago alrededor del esfínter esofágico inferior, para apretar el músculo y prevenir el reflujo. La funduplicatura se suele hacer con un procedimiento mínimamente invasivo (laparoscópico). La envoltura de la parte superior del estómago puede ser parcial o completa.

Estilo de vida y remedios caseros

Modificar el estilo de vida puede ayudar a reducir la frecuencia del reflujo ácido. Intenta lo siguiente:

  • Mantén un peso saludable. El exceso de peso hace presión en el abdomen, empuja el estómago hacia arriba y provoca que el ácido suba al esófago.
  • Deja de fumar. El tabaquismo disminuye la capacidad del esfínter esofágico inferior para funcionar correctamente.
  • Eleva la cabecera de la camaSi generalmente tienes acidez estomacal mientras intentas dormir, coloca bloques de madera o de cemento debajo de los pies de la cama para elevar la cabecera de 6 a 9 pulgadas (15 a 23 cm). Si no es posible elevar la cabecera de la cama, puedes colocar una cuña entre el colchón y la caja con los resortes para levantar el cuerpo de la cintura hacia arriba. No es efectivo elevar la cabeza con almohadas adicionales.
  • No te acuestes después de comer. Espera al menos tres horas después de comer antes de acostarte o ir a dormir.
  • Come lentamente, y mastica con cuidado. Pon el tenedor en el plato después de cada bocado, y vuelve a levantarlo cuando hayas masticado y tragado ese bocado.
  • Evita los alimentos y las bebidas que provoquen reflujo de ácido.Los desencadenantes frecuentes incluyen los alimentos grasosos o fritos, la salsa de tomate, el alcohol, el chocolate, la menta, el ajo, la cebolla y la cafeína.
  • Evita usar ropa ajustada.Las prendas apretadas alrededor de la cintura ejercen presión en el abdomen y el esfínter esofágico inferior.
Ir arriba
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda o solicitar una cita?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?