Hernia de Hiato

más sobre

Patologías relacionadas

Solicita cita

Puedes solicitar cita a pulsando en el siguiente botón

llamando al siguiente número de teléfono

o envíanos un mensaje mediante el siguiente formulario

¿Qué es la hernia de hiato?

La hernia de hiato se produce cuando la parte superior del estómago protruye a través del músculo grande que separa el abdomen del tórax (diafragma). El diafragma tiene un pequeño orificio (hiato) a través del cual pasa el tubo de alimentación (esófago) antes de unirse al estómago. En la hernia de hiato, el estómago empuja hacia arriba para pasar por este orificio e ingresar en el tórax.

Cuando la hernia de hiato es pequeña no suele generar problemas. Es posible que nunca te enteres de que tienes una, a menos que el médico la descubra mientras hace un control a causa de otra afección.

Sin embargo, una hernia de hiato grande puede hacer que la comida y el ácido asciendan por el esófago e incluso llegar a tu boca. En ocasional, puede ocasionar dificultad para tragar o sensación de nudo en el pecho. Por lo general, los cambios en la manera de alimentarse o los medicamentos pueden aliviar estos síntomas. Cuando la hernia de hiato es muy grande puede requerir cirugía.

¿Qué síntomas provoca?

La mayoría de las hernias de hiato no generan signos ni síntomas. No obstante, las hernias de hiato más grandes pueden ocasionar lo siguiente:

  • Acidez estomacal.
  • Regurgitación de alimentos o líquidos a la boca.
  • Reflujo del ácido estomacal al esófago (reflujo ácido).
  • Dificultad para tragar.
  • Dolor abdominal o en el pecho.
  • Falta de aire.
  • Vómitos con sangre o heces oscuras, que pueden indicar sangrado gastrointestinal.

¿Cómo se diagnostica?

Por lo general, una hernia de hiato se descubre durante una prueba o un procedimiento para determinar la causa de la acidez estomacal o del dolor en el pecho o en la parte alta del abdomen. Estas pruebas o procedimientos comprenden los siguientes:

  • Tránsito esofagogastroduodenal. Se toman radiografías después de que bebas un líquido blanquecino que recubre y llena el interior del tracto digestivo. Permite que el médico vea el contorno del esófago, el estómago y la primera parte del intestino.
  • Endoscopia digestiva superior. El médico introduce un tubo delgado y flexible equipado con una luz y una cámara (endoscopio) por la garganta, para examinar el interior del esófago y del estómago, y detectar si hay inflamación.
  • Manometría esofágica. Esta prueba mide las contracciones musculares rítmicas en el esófago cuando tragas. La manometría esofágica también mide la coordinación y la fuerza que ejercen los músculos del esófago.

¿Qué opciones de tratamiento existen?

La mayoría de las personas con hernia de hiato no experimentan ningún signo ni síntoma y no necesitan tratamiento. Si tienes signos y síntomas, como acidez estomacal recurrente y reflujo ácido, es posible que necesites medicamentos o cirugía.

Medicamentos

Si tienes ardor de estómago y reflujo ácido, el médico puede recomendarte:

  • Antiácidos que neutralizan el ácido estomacal.Los antiácidos pueden brindar un alivio rápido. El consumo excesivo de algunos antiácidos puede provocar efectos secundarios, como diarrea o a veces problemas renales.
  • Medicamentos para disminuir la producción de ácido.Estos medicamentos son conocidos como bloqueadores de receptores H2.
  • Medicamentos que bloquean la producción de ácido y curan el esófago.Estos medicamentos, conocidos como inhibidores de la bomba de protones, son bloqueadores de ácido más fuertes que los bloqueadores de receptores H2 y le dan tiempo al tejido dañado del esófago para que se cure.

Cirugía

A veces una hernia hiatal requiere cirugía. La cirugía generalmente se usa para las personas para quienes no han funcionado los medicamentos para aliviar el ardor de estómago y el reflujo ácido, o tienen complicaciones como una inflamación grave o estrechamiento del esófago.

Una operación de hernia hiatal puede implicar empujar el estómago hacia abajo al abdomen, y reducir el tamaño de la abertura en el diafragma, reconstruir el esfínter esofágico débil, o extraer el saco herniario. En otros casos, el cirujano puede insertar una cámara muy pequeña e instrumentos quirúrgicos especiales a través de pequeñas incisiones en el abdomen (cirugía laparoscópica).

Ir arriba
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda o solicitar una cita?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?