Cirugía de piel y partes blandas

CIRUGIA PIEL Y PARTES BLANDAS

¿Qué es la cirugía de piel y partes blandas?

La cirugía de piel y partes blandas también es conocida como “cirugía menor”. Es una intervención quirúrgica para extirpar lesiones en la piel o en el tejido graso que hay debajo de ella.  Entre dichas lesiones se encuentran lunares, verrugas, lipomas, quistes sebáceos o tumores malignos. Es una cirugía frecuente y conlleva un pequeño riesgo de complicaciones. En la mayoría de los casos, se utiliza anestesia local y podrás volver a tu casa tras la realización de la intervención.

Consideraciones previas

En el caso de tratamiento anticoagulante o que faciliten el sangrado, el anestesista, hematólogo, cardiólogo o médico de cabecera informarán de la actitud a seguir.

¿Cómo es la preparación previa a la intervención?

Alimentos y medicamentos

En la preparación para una cirugía menor, el cirujano puede pedirte que hagas lo siguiente:

  • No ingieras comidas copiosas antes de la cirugía.Puedes beber un sorbo de agua con tus medicamentos, pero evita comer y beber al menos seis horas antes de la cirugía.
  • Suspende ciertos medicamentos y suplementos.Habla con el médico sobre todos los medicamentos y suplementos que tomes. Continúa tomando la mayoría de los medicamentos según la indicación médica. Tu médico puede pedirte que suspendas ciertos medicamentos y suplementos porque pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Otras precauciones

Pídele a un amigo o familiar que te lleve hasta tu casa tras la cirugía.

El día de la cirugía, te presentarás en la recepción del hospital y te registrarás siendo trasladado al área quirúrgica. El personal de enfermería y los miembros del hospital confirmarán tu nombre, tu fecha de nacimiento, el procedimiento y el cirujano. Luego tendrás que ponerte una bata quirúrgica para prepararte para la cirugía.

¿Cómo es la cirugía que se realiza? (tipo de incisión, resección, Tipo de drenaje, anestesia)

Antes de la intervención

Una cirugía de piel y partes blandas se realiza con anestesia local generalmente. En excepciones, podemos utilizar fármacos intravenosos (sedación) para que estés más confortable durante el procedimiento.

Durante el procedimiento

El cirujano realiza una incisión, procede a la extirpación de la lesión y a continuación se  sutura la herida. Esta intervención no durará más de treinta minutos.

¿Qué pasa después de la cirugía?

Tras la cirugía el paciente se marchará a domicilio. Recomendamos no conducir para el traslado a domicilio. 

¿Cómo es la recuperación en casa?

Nuestra premisa es ser activo en la recuperación. Por ello animamos al paciente a la deambulación diaria, recomendamos caminar al menos 60 minutos cada día tanto en el interior como el exterior de casa. Siempre se deben evitar los esfuerzos físicos de importancia que puedan condicionar la cicatrización de las heridas.

Al alta a domicilio se te prescribirá medicación para que te encuentres lo más confortable. Reanudarás tu medicación previa siguiendo las recomendaciones del cirujano, ya que algún fármaco puede no recomendarse en los primeros días tras la cirugía. Normalmente se indica la toma de calmantes para el control del dolor.

En relación con la alimentación, recomendamos tu dieta habitual.

Podrá mojar sus heridas cuando se asee y a continuación secar suavemente con aplicación de cualquier antiséptico (clorhexidina, povidona yodada, cristalmina…). Dichas heridas deberán ser evaluadas por enfermería en torno a los 7 y 10 días tras la cirugía.

La recuperación prácticamente total puede llevar aproximadamente entre una y dos semanas tras la intervención

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de piel y partes blandas?

Lo normal es que tu intervención curse sin incidencias pero debes conocer las potenciales complicaciones.

Riesgos poco graves y frecuentes: Infección, sangrado o alteración en la cicatrización de la herida quirúrgica. Dehiscencia (apertura) de la herida. Dolor prolongado en la zona de la operación. Reacciones alérgicas locales al anestésico, como picor o enrojecimiento alrededor de la lesión.

Riesgos poco frecuentes y graves: Reacciones alérgicas graves al anestésico, incluyendo shock anafiláctico.

Riesgos poco frecuentes: Reproducción de la lesión.

Estas complicaciones habitualmente se resuelven con tratamiento médico (medicamentos, sueros, etc.), pero pueden llegar a requerir una reintervención, generalmente de urgencia, y excepcionalmente puede producirse la muerte.

El riesgo de sufrir complicaciones depende de tu estado general de salud y del motivo por el cual te sometes a esta cirugía.

CIRUGIA PIEL Y PARTES BLANDAS

¿Qué es la cirugía de piel y partes blandas?

La cirugía de piel y partes blandas también es conocida como “cirugía menor”. Es una intervención quirúrgica para extirpar lesiones en la piel o en el tejido graso que hay debajo de ella.  Entre dichas lesiones se encuentran lunares, verrugas, lipomas, quistes sebáceos o tumores malignos. Es una cirugía frecuente y conlleva un pequeño riesgo de complicaciones. En la mayoría de los casos, se utiliza anestesia local y podrás volver a tu casa tras la realización de la intervención.

Consideraciones previas

En el caso de tratamiento anticoagulante o que faciliten el sangrado, el anestesista, hematólogo, cardiólogo o médico de cabecera informarán de la actitud a seguir.

¿Cómo es la preparación previa a la intervención?

Alimentos y medicamentos

En la preparación para una cirugía menor, el cirujano puede pedirte que hagas lo siguiente:

  • No ingieras comidas copiosas antes de la cirugía.Puedes beber un sorbo de agua con tus medicamentos, pero evita comer y beber al menos seis horas antes de la cirugía.
  • Suspende ciertos medicamentos y suplementos.Habla con el médico sobre todos los medicamentos y suplementos que tomes. Continúa tomando la mayoría de los medicamentos según la indicación médica. Tu médico puede pedirte que suspendas ciertos medicamentos y suplementos porque pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Otras precauciones

Pídele a un amigo o familiar que te lleve hasta tu casa tras la cirugía.

El día de la cirugía, te presentarás en la recepción del hospital y te registrarás siendo trasladado al área quirúrgica. El personal de enfermería y los miembros del hospital confirmarán tu nombre, tu fecha de nacimiento, el procedimiento y el cirujano. Luego tendrás que ponerte una bata quirúrgica para prepararte para la cirugía.

¿Cómo es la cirugía que se realiza? (tipo de incisión, resección, Tipo de drenaje, anestesia)

Antes de la intervención

Una cirugía de piel y partes blandas se realiza con anestesia local generalmente. En excepciones, podemos utilizar fármacos intravenosos (sedación) para que estés más confortable durante el procedimiento.

Durante el procedimiento

El cirujano realiza una incisión, procede a la extirpación de la lesión y a continuación se  sutura la herida. Esta intervención no durará más de treinta minutos.

¿Qué pasa después de la cirugía?

Tras la cirugía el paciente se marchará a domicilio. Recomendamos no conducir para el traslado a domicilio. 

¿Cómo es la recuperación en casa?

Nuestra premisa es ser activo en la recuperación. Por ello animamos al paciente a la deambulación diaria, recomendamos caminar al menos 60 minutos cada día tanto en el interior como el exterior de casa. Siempre se deben evitar los esfuerzos físicos de importancia que puedan condicionar la cicatrización de las heridas.

Al alta a domicilio se te prescribirá medicación para que te encuentres lo más confortable. Reanudarás tu medicación previa siguiendo las recomendaciones del cirujano, ya que algún fármaco puede no recomendarse en los primeros días tras la cirugía. Normalmente se indica la toma de calmantes para el control del dolor.

En relación con la alimentación, recomendamos tu dieta habitual.

Podrá mojar sus heridas cuando se asee y a continuación secar suavemente con aplicación de cualquier antiséptico (clorhexidina, povidona yodada, cristalmina…). Dichas heridas deberán ser evaluadas por enfermería en torno a los 7 y 10 días tras la cirugía.

La recuperación prácticamente total puede llevar aproximadamente entre una y dos semanas tras la intervención

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de piel y partes blandas?

Lo normal es que tu intervención curse sin incidencias pero debes conocer las potenciales complicaciones.

Riesgos poco graves y frecuentes: Infección, sangrado o alteración en la cicatrización de la herida quirúrgica. Dehiscencia (apertura) de la herida. Dolor prolongado en la zona de la operación. Reacciones alérgicas locales al anestésico, como picor o enrojecimiento alrededor de la lesión.

Riesgos poco frecuentes y graves: Reacciones alérgicas graves al anestésico, incluyendo shock anafiláctico.

Riesgos poco frecuentes: Reproducción de la lesión.

Estas complicaciones habitualmente se resuelven con tratamiento médico (medicamentos, sueros, etc.), pero pueden llegar a requerir una reintervención, generalmente de urgencia, y excepcionalmente puede producirse la muerte.

El riesgo de sufrir complicaciones depende de tu estado general de salud y del motivo por el cual te sometes a esta cirugía.

Ir arriba
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda o solicitar una cita?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?